sábado, 1 de septiembre de 2012

JESÚS Y LOS NIÑOS


Mateo 19:13 Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase; y los discípulos les reprendieron.
19:14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.
19:15 Y habiendo puesto sobre ellos las manos, se fue de allí.

GENERALMENTE CREEMOS QUE LOS NIÑOS NO ESTÁN PREPARADOS PARA ENTENDER EL EVANGELIO, PERO NO ES ASÍ. LOS NIÑOS SON MUY RECEPTIVOS, APRENDEN MUY RÁPIDO Y RETIENEN LAS COSAS EN SU MEMORIA, CUANDO ALGO LES GUSTA O LES INTERESA. ELLOS SON SINCEROS, SIN DOBLEZ, SENCILLOS Y NECESITAN MUCHO AMOR Y ATENCIÓN.

EL EVANGELIO ESTÁ LLENO DE AMOR Y ESTÁ AL ALCANCE DE LOS NIÑOS, CUALQUIERA PUEDE COMPRENDER EL MENSAJE DE SALVACIÓN, NO SE NECESITAN ESTUDIOS NI SER ADULTOS, PUES MUCHOS CARGADOS DE CIENCIA Y DE AÑOS, NO HAN SIDO CAPACES DE VER LO QUE PUEDE VER UN NIÑO.

Lucas  10:21 En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.

JESÚS DIJO QUE NO LE IMPIDIERAN A LOS NIÑOS ACERCARSE, PORQUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS. HAY QUE RECIBIR A CRISTO COMO UN NIÑO, UN NIÑO NO CREE QUE LO SABE TODO, SIEMPRE HACE PREGUNTAS. SE SIENTE DESVALIDO, SE ACERCA A QUIENES VE QUE LO TRATAN CON CARIÑO. BUSCA EL CALOR DE UNOS BRAZOS AMIGOS. NECESITAN SER PROTEGIDOS. POSEEN LA INOCENCIA Y LA SENCILLEZ QUE SE REQUIERE PARA ACERCARSE A CRISTO. Y CREE LO QUE LE DICEN. LOS ADULTOS SOMOS MUY COMPLICADOS, NOS CREEMOS AUTOSUFICIENTES, CUESTIONAMOS TODO Y SOMOS DADOS A LA INCREDULIDAD.

 Mateo 18:1 En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?
18:2 Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos,
18:3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.
18:4 Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.
18:5 Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe.
18:6 Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar.

EN EL EVANGELIO ENCONTRAMOS QUE HAY QUE INSTRUIR A LOS NIÑOS EN EL CAMINO DEL SEÑOR, PORQUE CUANDO SE ES NIÑO, ES LA MEJOR ETAPA PARA FORMAR A UNA PERSONA. LO QUE SE APRENDE DE NIÑO, GENERALMENTE TE ACOMPAÑA EL RESTO DE LA VIDA.

YO ME CONVERTÍ A LOS 7 AÑOS, AÚN NO LOS TENÍA CUANDO ESCUCHÉ EL EVANGELIO POR PRIMERA VEZ Y ME APASIONÓ, ME GUSTÓ. ME QUEDABA BOQUIABIERTA ESCUCHANDO HABLAR DE JESÚS. ERAN HISTORIAS NUEVAS Y MARAVILLOSAS QUE JAMÁS HABÍA OÍDO. Y RECUERDO QUE ME TRANSMITIÓ MUCHA PAZ, ALEGRÍA Y GOZO, PORQUE ERAN BUENAS NOTICIAS DE SALVACIÓN Y VIDA ETERNA Y ME MOSTRABAN A UN JESÚS BUENO, MISERICORDIOSO Y JUSTO, QUE HABÍA DADO SU VIDA POR MÍ.

MIS HIJAS TAMBIÉN SE CONVIRTIERON DE NIÑAS Y CONOZCO A OTRAS PERSONAS QUE TAMBIÉN LO HICIERON.
NO MENOSPRECIEMOS LA CAPACIDAD DE UN NIÑO PARA ENTENDER LAS COSAS Y ACEPTARLAS. PUES EN ALGUNAS COSAS, NOS PUEDEN DAR LECCIONES A LOS MAYORES. ELLOS SON COMO ESPONJAS, QUE ABSORBEN TODO CON FACILIDAD. QUE HERMOSO ES PODER EMPAPARLES DE LA PALABRA DE DIOS, DE PENSAMIENTOS POSITIVOS, DE AMOR, DE PAZ, DE VERDAD, DE PROTECCIÓN, HABLARLES DE JESÚS Y SUS PROMESAS. PORQUE TODO LO QUE RECIBAN, LO RETENDRÁN Y LO RECORDARÁN SIEMPRE.

Y TAL VEZ, AÑOS DESPUÉS, LO QUE APRENDIERON EN SU NIÑEZ, LES SIRVA PARA VOLVER SU MIRADA A CRISTO.

PENSEMOS QUE SI NOSOTROS NO LES ENSEÑAMOS, SE ENCARGARÁ EL MUNDO DE HACERLO Y LA ESCUELA MUNDANA NO ES EL CAMINO APROPIADO. DE ELLA NO APRENDERÁN NADA BUENO. POR ESO, NECESITAN UNA BASE SÓLIDA.

 Proverbios 22:6 Instruye al niño en su camino, 
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

COMO ADULTOS, COMO PADRES, HERMANOS O FAMILIARES, Y COMO CRISTIANOS, HEMOS DE INSTRUIR A LOS NIÑOS EN EL CAMINO DEL SEÑOR Y ADEMÁS, TENEMOS LA GRAN RESPONSABILIDAD DE SER UN EJEMPLO PARA ELLOS. UN BUEN EJEMPLO, CLARO, PORQUE LOS NIÑOS, AUNQUE PAREZCA QUE NO SE DAN CUENTA DE NADA, NO PIERDEN DETALLE Y OBSERVAN TODO LO QUE PASA A SU ALREDEDOR. Y ELLOS PUEDEN DETECTAR SI LO QUE DECIMOS, ES LO QUE VIVIMOS.

QUE PUEDAN VER EL REFLEJO DE CRISTO EN NOSOTROS. SI QUEREMOS QUE ELLOS OBEDEZCAN A DIOS ALGÚN DÍA, HEMOS DE SER OBEDIENTES NOSOTROS. 

 LOS NIÑOS IMITAN LO QUE VEN. REFLEXIONEMOS ANTE DIOS, ¿QUÉ IMAGEN LES ESTAMOS DANDO?
¿QUÉ ES LO QUE LES MOSTRAMOS?
¿EN QUÉ LES ESTAMOS INSTRUYENDO, O NO LO HACEMOS?
¿QUÉ EJEMPLO VEN EN NOSOTROS?
¿CÓMO ES EL TRATO EN FAMILIA?
¿QUÉ CONVERSACIONES O PALABRAS ESCUCHAN DE NUESTRA BOCA?
Y ¿LEEMOS LA BIBLIA CON ELLOS, LES HABLAMOS DE JESÚS?
¿NOS VEN ORAR?

LA MEJOR MANERA DE ENSEÑAR ALGO Y CONVENCER, ES VIVIENDO LO QUE DECIMOS.

QUE DIOS NOS AYUDE A SER IMITADORES DE CRISTO, PARA QUE NUESTROS HIJOS IMITEN NUESTRO EJEMPLO Y QUIERAN SEGUIR LAS MISMAS PISADAS.


MAYTE CARBONELL
1-9-2012



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada